BIANCA

BIANCA

$56.000,00Precio

Los cachorros se acurrucaban contra el cálido costado 

de la madre mientras ella los iba lamiendo con su lengua 

seca uno por uno, y así pasaba largo rato antes de 

dormirse: se quedaba escuchando su acompasada 

respiración, la divergencia de sus diminutos e inquietos 

corazones, su quedo e inocente resoplido.  

En esos instantes —y estos no eran pocos en la vida 

de la vieja laika— todo su cuerpo se colmaba de una 

inmensa y apacible calma, de una enorme felicidad maternal. 

¿Quizás esta vez no sería tan breve?