Palabras de sabiduría


DAÚR NACHKEBIA, autor de “A orillas de la noche”


Reciban un mensaje de paz desde el Cáucaso, región vulnerada por la guerra y conflictos armados entre los pueblos divididos por la incomprensión e incapacidad de perdonar.


Para mis queridos lectores colombianos:


Las personas hablan diferentes idiomas, pero se sienten de la misma manera. Es lo que hace posible la traducción.

La novela "A orillas de la noche" traducida al español es una gran satisfacción para mí, sobre todo teniendo en cuenta que se publicó por primera vez en la patria del gran Gabriel García Márquez, a quien admiro mucho.

Espero que mi libro permita a los lectores colombianos formarse una idea acerca del pequeño y lejano país que es Abjasia y de su gente, los abjasios, los que recientemente han afrontado una desgracia desmedida –la guerra, así como les dé a conocer nuestra literatura.

Todas las religiones del mundo claman por la paz y condenan como el mayor pecado el asesinato de una persona por otra. Sin embargo, hasta el día de hoy continuamos matándonos unos a otros.

En el idioma abjasio la guerra, con ingenua sencillez, se llama "aibashra", palabra que significa “asesinato mutuo”.

Todos confiamos en que los seres humanos entren en razón y dejen de multiplicar el dolor y el sufrimiento que bastan y sobran en el destino de cada hombre, y que en su maravilloso país por fin se restablezca la muy esperada paz. Es lo que yo, que perdí a mi hermano menor en nuestra guerra, se lo deseo de todo corazón al pueblo colombiano.


Frases para pensar de "Nuestros hitos" y otros artículos

- La guerra no solo tuerce los destinos humanos, también tuerce sus mentes. Este sesgo mental, que a veces raya en una aberración del sentimiento moral; es lo que observamos el día de hoy.

- Como resultado de una guerra destructiva, el robo, la codicia y la permisividad se convirtieron gradualmente en el tipo de comportamiento dominante. Y en estas condiciones, muchas personas que, en otras circunstancias, habrían actuado como personas decentes, también se convierten en asesinos y ladrones, ya que no encuentran una sanción para su bajeza, porque fuera, en la sociedad, prevalece un tipo de comportamiento diferente. Uno de los motivos del problema actual es este, la insuficiente implementación de la ética de la responsabilidad personal que no requiere sanción por parte de la sociedad, las autoridades y el Estado.

- La responsabilidad personal es autosuficiente. El que se educó sobre esta base se dice a sí mismo que incluso si todo el mundo a su alrededor estuviera habitado solo por villanos, esto no justificaría mi propia villanía.

- El culto a la historia, al pasado, ... , tiene consecuencias negativas, ya que interfiere en la percepción del presente y el movimiento hacia el futuro. Una actitud fetichista hacia el pasado lleva a que lo proyectemos hacia el futuro y en nuestro movimiento nos reencontremos con él, aunque camuflado con ropas diferentes.

- Sin duda alguna, no se trata de relegar el pasado al olvido. La historia debe ser estudiada, investigada, iluminada con la mente abierta y objetiva, pero no se puede vivir de la historia, y es lo que intentamos: vivir del pasado. A pesar de que ya se quedó atrás y ojalá no se reviva.

- El pasado no debe ser alabado ni maldecido, sino estudiado y comprendido, entonces existirá la posibilidad de que no se repita.

- El aislamiento forzado significa que la cultura, y la literatura en particular, inevitablemente decaerá. La no inclusión de Abjasia en los procesos intelectuales rusos y mundiales le impide estar en sintonía con la época y responder a sus desafíos.

- ... A veces el silencio habla más de profundidad e intensidad de sentimientos que los discursos. Sin embargo, mucha gente, cuyas deficiencias espirituales y mentales quedarían ocultos por el silencio, “no pueden permanecer callados”. Todos estos son signos de irreflexión, inmadurez moral, a veces incluso, pura especulación y falsedad.

- Es difícil para un autor hablar de su trabajo, ni siquiera se ve con buenos ojos que hable de él; todo lo que quería decir, ya lo ha dicho después de haberlo escrito. Lo que resultó de esto es para que los lectores lo juzguen. El autor, sin embargo, tiene que "morir", es decir, callarse y ... escribir un nuevo libro, si le quedan fuerzas y tiempo.




1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo